miércoles, 8 de agosto de 2012

PARA TOMAR DECISIONES EMPRESARIALES CON JAPON


PARA TOMAR DECISIONES EMPRESARIALES CON JAPON

JESUS JIMENEZ LABAN

Hay que conocer su cultura, sus tendencias, sus gustos. En fin, todo lo les gusta y prefieren. 

El comprador japonés es my nacionalista y, por otra parte, en Japón se encuentran todos los pr 
oductos y marcas de prestigio mundial. Para tener éxito es necesario ofrecer un producto con algun valor añadido, preferentemente algo novedoso y que esté adaptado a los gustos locales, comentan asesores de Promperu

Vale recordar que la toma de contacto en frio no da resultado. Para llegar a las empresas japonesas hay que utilizar los servicios de un intermediario bien conocido (chukaishu) o de algún organismo oficial (servicios comerciales de la Embajada, Cámara de Comercio, JETRO etc.) 

A pesar de ser un país tres o cuatro veces más chico que Peru. tiene un mercado de 127 millones de personas, 5 veces más que Perú.

A pesar de la "burbuja económica", Japón seguirá siendo durante los próximos años la segunda potencia económica del mundo. 

Su gente empieza a vivir más de 100 años, ha aprendido a consumir productos de salud, orgánicos y frescos sin químicos ni pesticidas.

Tiene un ingreso per cápita de más de US$ 36.000 dólares, dedica US$ 10.000 a alimentos y reserva US$ 4000 para hacer turismo. 

Cuenta con una población envejecida que preocupa porque no hay gente que soporte la carga de los jóvenes, lo cual vuelve necesarios a los migrantes, según reportes de la inteligencia de mercado. 

Su actividad productiva es enorme con US$ 700.000 millones en exportaciones y US$ 600.000 millones en importaciones.

Japon le compra a Perú petróleo, minerales, espárragos, limones, quinua, kiwicha, confecciones, joyería, pota, productos agroindustriales

Las exportaciones van en aumento con el acuerdo comercial y la normalización de relaciones diplomáticas entre Japón y Perú.

Su oferta consiste fundamentalmente en maquinaria, tecnología de comunicaciones, productos medicinales, electrodomésticos, equipos de informática y de cómputo, entre otros productos y servicios orientados a la actividad productiva del Perú.
.
De la misma manera que en los negocios el vendedor debe adaptarse a las necesidades del comprador, así también es recomendable adecuarse a la cultura de los japoneses, cuyos usos y costumbres son muy diferentes a los peruanos. Es mejor aprender, por ejemplo, algunas expresiones en japonés, tales como “buenos días”, “mucho gusto”, “cómo está” "encantando", tener a la mano una tarjeta de presentación y buscar a un intérprete para hacer negocios guardando el respeto por los mayores o lo jefes porque Japón es un país donde cuentan mucho las jerarquías.

En la forma de saludo lo mejor es que ellos tomen las iniciativa. El trato es muy formal (se llama a las personas por su apeliido Mr. Mrs...), las tarjetas profesionales (meishi) son un elemento fundamental. 

En la conversación debe evitarse hablar de uno mismo o expresar opiniones personales de forma continuada. En la relación comercial está muy extendida la costumbre de cenar en restaurantes o acudir a bares de karaoke. Hay que dejar que sean ellos los que inviten primero.

Una comida japonesa consiste en varios platos que han de probarse de uno en uno. El consumo de alcohol está generalizado (whisky con agua, bebida tipica en bares) y en comidas o cenas, la bebida tipica es el Kanpai (¡Seca tu copa!)

Japón es un mercado con extensas cadenas de minoristas lo cual encarece los precios de los productos de US$ 5 a US$ 60 por costo, transporte y flete. Cito un ejemplo: cinco cerezas pueden costar US$ 15 un kilo de uvas US$ 80. El transporte en bicicleta está bastante difundido. 

Hay inmensos malls, tiendas comerciales, supermercados con bodegas electrónicas donde todo está al alcance de los ciudadanos y turistas, desde un simple jugo de frutas, leche, bebidas gaseosas, hasta un par de zapatos descartable. 

Usan como buscador preferido Yahoo y los negocios (B2B y B2C) está a la orden del día. Muchos toman café helado, café caliente, café en vainilla, camu camu, galletas con ingredientes de quinua y trigo.

Japón es un país donde los espacios cuentan, de manera que es muy difícil encontrar un departamento con más de 50 m2.
.
La paciencia es una característica dominante. Si alguien pretende hacer negocios de un dia para otro con un japonés, es mejor que vaya mirando otro sitio. 

El japonés demora para tomar decisiones porque mira los negocios a largo plazo. De ahí que es importante conversar sobre la familia, la situación del país, algunas característica importante del nuestro para crear confianza en el japonés y así tome decisiones. Es difundida la costumbre de regalar frutas.
.
El perfil del japonés es el de un hombre que exige calidad, todo entra por los ojos y por la boca, valora el empaque perfecto y la marca sin importarle mucho el precio. Si alguien quiere vender un producto o un servicio, nunca deberá olvidar decir que es autentico y original, indicar su uso y en qué beneficia al comprador.
.
Actualmente, residen 60.000 peruanos que trabajan 12 horas diarias. Una forma efectiva para engancharnos comercialmente con japoneses es visitar la embajada de Perú en Japón, consultar en Promperú, contactar con la gente de la agencia Jetro o participar en ferias con stand, pabellón y señoritas con signos distintos de la empresa peruana, sitios que cuestan desde US$ 7.000 a US$ 18.000, tales como Foodex, BioFach y Gift Show.
.
En esencia, si quisiéramos resumir todo, podríamos decir que además de las ferias, punto clave, debemos investigar la cultura nipona, conocer las tendencias del mercado, los gustos y lo que consumen y adaptar siempre el producto peruano al mercado japonés.

Y...para no olvidar: para los japoneses la ceremonia del regalo -la manera en la que está envuelto y la forma de entregarlo (Hoso)- es tan importante como el regalo en sí mismo.