martes, 4 de diciembre de 2012

HACIENDO ECO DEL LLAMADO DE ALLAN WAGNER A MANTENER LA CALMA Y LA SERENIDAD


HACIENDO ECO DEL LLAMADO DE ALLAN WAGNER A MANTENER LA CALMA Y LA SERENIDAD

JESUS JIMENEZ LABAN

Creo que debemos acatar el llamado del embajador Allan Wagner cuando pide a todos los peruanos tener serenidad y no estar angustiados y reaccionando violentamente por algo que se dice por la otra parte. Esto es un juicio...

En efecto, debemos mantener la prudencia y la serenidad para cuando llegue la hora de la exposición chilena. 

Debemos estar preparados con prudencia y responsabilidad para lo que se ve venir en los argumentos. Ya lo ha dicho el mismo embajador de Chile en Perú, Fabio Vío, quien adelantó que la posición chilena "es diametralmente opuesta a lo expuesto por Perú".

Pero al mismo tiempo es importante tener e cuenta las palabras porque suenan razonables cuando pide actuar con “respeto mutuo y sin descalificaciones”. 

En realidad, lo que ha señalado diplomáticos peruanos es que Chile no debe interpretar la presentación de mapas y documentos por parte de Perú como un acto inamistoso. El embajador Wagner habla sobre este tema. "Si se ha puesto en evidencia algunas situaciones se debió a que era importante aclarar lo que es la posición peruana y los derechos que el Perú está defendiendo, ese ha sido el objeto, no tiene otro tipo de intención, es un asunto puramente jurídico y el Perú en todo este proceso ha actuado de buena fe", comenta. 

De manera que los apasioniamientos de una y otra parte no tienen sentido. Esto recien comienza. Hay que tener en cuenta que todavía faltan otras dos sesiones para cada uno de los países (Perú y Chile). Y hay que esperar seis largos meses para conocer el fallo de la Corte. 

Como se ha visto hasta aquí lo que se ha puesto en el papel es lo que dice con argumentos inteligentes en la fase oral. Así son todos los juicios, salvo excepciones. Pasamos de una etapa de escrituralidad a otra de oralidad. 

Esta es la razon por la que no hay nada nuevo en lo que se dice ahora respecto a lo que ha quedado escrito en el proceso. He visto coincidir en esta apreciación -como no podría ser de otros modo- al Canciller peruano Rafael Roncagliolo y al agente del Estado Peruano, Allan Wagner.

Roncagliolo aclaró que la presentación de argumentos de la Corte Internacional de Justicia de La Haya “no es un concurso de novedades” en tanto que Wagner señaló en terminos parecidos que la fase oral en la Corte de La Haya "no es un concurso de sorpresas"

Creo que se ha escuchado con insistencia esto. Este un juicio y hay que esperar. No se puede adelantar nada hasta el fallo de la Corte Internacional de Justicia en La Haya, Holanda. 

En este segundo día de alegatos, día 4 de Diciembre de 2012, Perú ha demostrado otra vez mucha solidez en sus argumentos jurídicos. Es admirable la muñeca de los diplomáticos, especialmente cómo en una fase del proceso los defensores jurídicos del Perú buscaron marcar la diferencia haciendo uso de estrategia y táctica para ratificar los argumentos entregados por escrito.

Perú ha descartado, como se dijo antes, que todo lo que se dice sea un gesto inamistoso. Al contrario, actuó de buena fe en un asunto de naturaleza puramente jurídica. Perú tiene derecho a defenderse y para hacerlo requiere, como se ha dicho, impactar a los jueces de la manera más clara y posible sobre los elementos de cada parte y las debilidades de la otra. 

Ha quedado en evidencia -siguiendo la transmisión TV internacional- que Chile realizó convenientes modificaciones cartográficas desde 1998 e hizo caso omiso al tratado de 1929, en donde se establece que la frontera se inicia en un punto de la costa llamado Concordia, y no tierra adentro.

Quedó, pues, en evidencia que el vecino país "en forma repentina modificó su presentación cartográfica. Así habló el jurista internacional Rodman Bundy, quien defiende al Perú, para luego calificar este acto como "interesado y artificial" en favor de las aspiraciones chilenas. 

No hay, por donde se le mire, una delimitación marítima entre Peru y Chile. Todos los documentos avalan la posicion peruana. La Declaración de Santiago de 1952, expuesta tan magistralmente por el abogado britanico Alan Vaughan Lowe, defensor del Perú quien asegura que en la Declaración de Santiago no figura trayectoria alguna de delimitaciones marítimas entre los estados signatarios.

"Chile pudo haber presentado evidencias de haber firmado un tratado de límites marítimos con Perú, pero no lo ha hecho hasta el momento", señaló.

Puso más energía en su voz cuando dijo que " Chile pudo haber presentado evidencias de haber firmado un tratado de límites marítimos con Perú, pero no lo ha hecho hasta el momento". 

Michael Wood, otro defensor del Perú, sostuvo que los razonamientos jurídicos de Chile basados en la Declaración de Santiago de 1952 son difíciles de comprender porque en los acuerdos (1952 y 1954) no se hace referencia a una frontera marítima.

Rooman Bundy en sus alegatos dijo que no hay ninguna carta náutica entre 1952 y 1992 con pretensión de establecer una frontera marítima con Perú.

Muchos entendidos se preguntan ¿cómo puede demostrar ahora Chile? No lo ha podido demostrar con documentos. Por eso, muchos están a la expectativa sobre las razones que expondrá Chile por las cuales considera que la frontera maritima ya ha sido trazada.

Una precisión para lo que se usó el términos "pseudométodo" es trazo de la línea paralela que defiende Chile que en opinion del francés Alain Pellet, coordinador del equipo jurídico peruano ante La Haya, hace "impensable que dos Estados hayan podido convenir en una delimitación tan crasamente falta de equidad".

Entonces, tenemos argumentos muy poderosos. Hay que escuchar el llamado del agente del Estado, Allan Wagner, vale decir, "tener seguridad y no estar angustiados o reaccionando virulentamente por algo que se dice por la otra parte” 

Este es el momento de la tranquilidad que debe dominar el espiritu de todos los peruanos.