domingo, 2 de diciembre de 2012

LA ULTIMA FRONTERA



LA ULTIMA FRONTERA 

JESUS JIMENEZ LABAN

El cierre de la última frontera de Perú con sus vecinos, una aspiración de casi 200 años de vida republicana, es lo que empieza a decidir este lunes 3 de Diciembre la Corte de La Haya en el diferendo martímo Perú-Chile.

De este modo, Perú abrirá en esta oportunidad las audiencias orales de la demanda que presentó contra Chile en 2008 en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya en la que reclama definir la frontera marítima con Chile. 

Dicha delimitación marítima con Chile es lo único que falta porque Perú tiene plenamente demarcados sus límites en el ámbito terrestre con los otros países vecinos.

El embajador peruano en Holanda y ex ministro de Relaciones Exteriores Allan Wagner, tendrá desde la fecha antes indicada dos días para exponer sus argumentos a los magistrados. 

Wagner, agente peruano ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya encabeza la delegación peruana. 

Luego, habiéndose programado las fechas 6 y 7 de diciembre, hará lo mismo Alberto van Klaveren, quien encabeza la representación chilena ante la CIJ.

Según fuentes internacionales, las partes ya presentaron sus respectivos argumentos por escrito en varios documentos que entregaron entre 2009 y 2011.

Según el reglamento de la CIJ, el contenido de los documentos presentados durante la fase escrita se mantiene con carácter confidencial hasta que empiezan las audiencias orales.

Quiere esto decir que, según fuentes diplomáticas peruanas, todo lo que es reservado se hará público en la transmisión en vivo y en directo por la televisión y se colgará en internet para información amplia y clara de los públicos.

¿Qué es lo que defiende el Peru? 

Tal como lo señala un pronunciamiento público ajustado a derecho y que está suscrito por quince instituciones representativas del quehacer empresarial, sindical, religioso y académico de nuestro país, "el Perú ha delimitado, en acuerdo con sus vecinos, todas sus fronteras. Resta únicamente la delimitación marítima con Chile, la que debe partir del Punto Concordia, inicio de la frontera terrestre conforme al Tratado de 1929"

La razón que tiene Perú no es salomónica, sino legal. Chile, puede presentar sus razones (dos convenios pesqueros de 1952 y 1954), pero ante la inexistencia de un tratado que fije la frontera marítima (Perú-Chile), se debe aplicar la ley internacional. 

La agencia oficial Andina recoge la opinión del experto peruano en temas históricos Antonio Zapata. El historiador peruano afirma que lo que que "Perú busca es que se fije esa frontera, conforme a la ley internacional y en base a la Convención del Mar, que señala que, si existe una superposición de la proyección marítima de los estados en sus respectivas 200 millas, se debe trazar una línea limítrofe equidistante".

El especialista comentó que, así el fallo le otorgue al Perú menos de lo esperado, ello igual debe ser considerado como una ganancia, pues actualmente el status quo favorece a Chile (Ver Andina).

Tal como están las cosas, lo que queda claro es que tanto las autoridades peruanas como chilenas -en en esta disputa que empieza mañana a tramitarse- acatarán las decisión final de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Sea cual fuere el fallo, en efecto, existe un clima positivo de que Perú y Chile acatarán la decisión de La Haya, algo que se ha manifestado en reiteradas oportunidades, incluso a nivel de presidentes de la República, según varias opiniones de académicos, dirigentes sociales, empresarios, religiosos, entre otras.

Fijar la frontera marítima entre Perú y Chile, aumentará la confianza entre las partes. Habrá más concentración de ambos países en la generación de riqueza, bienestar de los más desfavorecidos y más solidez en los procesos de integración de cara al Pacífico. 

De manera que como aclara el mismo historiador Zapata no hay que entender este caso en La Haya como "un revanchismo peruano ni un rencor a Chile por haber perdido la Guerra del Pacífico" (1879-1883)

Comparto un comunicado conjunto publicado por instituciones representativas del quehacer empresarial, sindical, religioso y académico de nuestro país en el que sus firmantes expresan su convicción de que el fallo de la corte internacional será acatado e impulsará la relación bilateral, los lazos de cooperación y amistad entre Perú y Chile.
Hay vínculos económicos, comerciales y sociales muy importantes entre Perú y Chile. 

Que no nos separe el pasado, sino que nos una el futuro