martes, 2 de agosto de 2016

SIGUE LA PUJA POR EL PODER: LAS COSAS ESTAN MOVIDAS EN EL CONGRESO.


 SIGUE LA PUJA

JESUS JIMENEZ, presidente de CENTRUM LABAN, la nueva frontera en inversiones, negocios e información

Al parecer las cosas están muy movidas en el Congreso luego que acaba de asumir la nueva y flamante presidenta Luz Salgado.

Mi impresión personal es que en el Parlamento todo está en transición. Nada es definitivo. Se dice que la anterior legislatura habría dejado una bomba de tiempo, al colocar a un buen grupo de mediano y alto mando que a pesar de tener puestos de confianza pretenden entornillarse como si fueran funcionarios de carrera.

Por ejemplo existiría cerca de un centenar de funcionarios de los cuales muchos de ellos no tienen títulos en puestos claves. Estos se han entornillado unos hasta fines de agosto y algunos hasta fin de año, como que también pasaría en otras reparticiones públicas.

Algunos críticos dicen que una cosa es ocupar un puesto de confianza. Otra ser funcionario de confianza. No es bien visto si un funcionario pretende quedarse como si fuera de carrera y seguir ganando 13 mil soles mensuales con 16 sueldos anuales.

Por otro lado, en el Congreso se nota, por obvias razones, la mano del fujimorismo. Es su mayoría aplastante de 73 congresistas -que podría agrietarse, según la circunstancia como se previó desde la campaña- lo cual es expresión del subdesarrollo de la política peruana.

Viéndolo de manera ética, el que es elegido o elegida por el el voto ciudadano debe mantener su identidad desde el comienzo hasta el fin del mandato.

En Perú no existe buena tradición de políticos fieles a sus partidos.

En casos extremos, se han producido actos reñidos con la buena política y la ética -si esta existiera- tales como la figura de los tránsfugas, que significa que se pasan de un bando al otro cambiando de camiseta política.

O, en su defecto, los topos, individuos que simulando ser parte de un equipo -llámese mejor bancada- trabajan en silencio jugando para el partido contrario.

Estas taras de la política nacional deben ser desterradas con la nueva Ley de Partidos Políticos.

Sin embargo, unas declaraciones del presidente Pedro Pablo Kuczynski para una medio extranjero ha levantado protestas en las canteras fujimoristas porque el mandatario hablo de la posibilidad de "jalar" a algunos congresistas de la oposición fujimorista.

Luego que el jefe de Estado declaró de inmediato tratando de aclarar el tema, el Primer Ministro Fernando Zavala, dijo que PPK había sido mal interpretado y pidió públicas disculpas porque el diario que recogió las declaraciones de Kuczynski no refleja la posición del mandatario.

El mismo Fernando Zavala, que se reunió con la presidenta del Congreso, Luz Salgado, a la que pidió fije como fecha de su presentación el 15 de agosto, dijo que "confía en convencer a las fuerza políticas que conforman el Congreso de la República de darle el voto de confianza a su Gabinete Ministerial".

Zanjado el problema -suscitado luego de las declaraciones de Kuczynski- lo que se ve ahora es una nebulosa respecto de si el Congreso da o no su voto de confianza al Gabinete Zavala.

Para el líder Aprista Omar Quesada "el fujimorismo mostró los dientes antes de tiempo", en tanto que para congresista Elías Rodríguez, no habría por que preocuparse por lo importante es trabajar por el país y que la gente viva en mejores condiciones de vida.

Esto debido a que si el pueblo votó por Kuczynski , el Plan de Gobierno que presente Zavala debiera por lógica ser aprobado haciendo eco del mandatario popular.

Una declaración -sea deliberada o no- ha agitado el ambiente político. La atención del país ha ido a imágenes que no tienen nada que ver con lo que necesita la nación: la urgencia de legislación contra la corrupción, la pobreza, la inseguridad, destrabar la inejecución de proyectos de ejecución y la inactividad económica empresarial en el país.

La Junta de Portavoces del Congreso se ha reunido, se confirma el número de 24 comisiones, quedando definidos el número de integrantes en cada una de ellas.

Lo que se ve es que se ha aumentado el número de integrantes, presumiblemente para aplacar las iras de quienes se quejan por la aplastante mayoría de la bancada fujimorista.

Pero en la práctica mantiene el fujimorismo el poder en las comisiones clave, entre ellas la Comisión de Constitución, el filtro de todas las leyes, la Comisión de Justicia -clave para la reforma judicial-, la Comisión de Descentralización, clave en momento de transferencias, según fuentes familiarizadas con la situación.

La Comisión de Presupuesto está en veremos, salvo cambios que se produzcan a última hora.

El gobierno debe presentar el proyecto de Presupuesto General de la Republica a fines de septiembre. De no ser aprobado por el Congreso, el Ejecutivo haría suyo su proyecto original.


El Consejo Directivo suspendió la reunión. Quiere decir para los cronistas que no existe aún acuerdo. Se vería próximo martes como han evolucionado los acuerdos claves.