sábado, 30 de julio de 2016

LUPA DE AUMENTO A COMPRA DE VIVIENDAS DE LUJO A TRAVES DE EMPRESAS FACHADA

                
JESUS JIMENEZ, presidente de CENTRUM LABAN, la nueva frontera en inversiones, negocios e información

Para un multimillonario es normal pagar US$ 3 millones en efectivo. El problema es que elementos al margen de la ley también lo pueden hacer comprando propiedades caras para tapar dinero mal habido.

Algunos delincuentes han girado cheques falsificados desde Sudamérica –no se ha identificado aun-  o han hecho pagos electrónicos fraudulentos a empresas fantasmas en la compra de casas de lujo por compradores extranjeros en el mercado de bienes raíces de Estados Unidos. 

¿De cuánto se está hablando en materia de compra de propiedades para generar sospecha en Estados Unidos?  Si se tiene en cuenta los precios actuales, una propiedad de lujo en Manhattan esta en US$ 3 millones  o eUS$1,5 millones fuera de Manhattan.  Casi por allí va el precio en cinco condados de California, US$2 millones.  

El problema para el Tesoro de Estados Unidos no solo es la falsificación de cheques o delitos en transacciones electrónicas sino en el uso de empresas fachada para lavar activos. 

Es frecuente que extranjeros compren en efectivo -al cash- una propiedad, lo cual está bajo observación por la Red Contra los Delitos Financieros del Departamento del Tesoro

Esta red acaba de ampliar las “órdenes de identificación geográfica” (GTO, por sus siglas en inglés) de New York y  Manhattan a "Los Ángeles, San Diego, San Francisco y sus condados cercanos, San Antonio, los cinco distritos de Nueva York y dos condados al norte de Miami", según fuentes de Wall Street. 

Quiere esto decir que comprar una propiedad en Estados Unidos tiene una normativa mas fuerte o rigurosa para evitar lavado de dinero en propiedades de lujo, ahora bajo sospecha a partir de cierto monto. 

La nueva normativa, como acabo de decir, exige entregar toda la información a las empresas que investigan los títulos de las propiedades, es decir, nombres y sus licencias de conducir, pasaportes u otra identificación", dice la misma fuente". 

Nadie, que pasa de transacciones superiores a los 3 millones de dólares, se salva de entregar toda la información para despejar sospechas.  Incluso la cobertura abarca las hipotecas porque los bancos están autorizados revisar todo para detectar lavado de dinero si lo hubiera. 

Lo que se quiere, en esencia, es que nadie se esconda detrás de una sociedad anónima o una sociedad de responsabilidad limitada.  Todos tienen que decir quienes están detrás de estos modelos societarios.  


Con esto se hará más difícil a extranjeros lavar dinero en compra de propiedades en EE.UU, aunque los analistas no están seguros si estos contraerán las ventas por parte de extranjeros, ya golpeados por la crisis externa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario