jueves, 29 de marzo de 2012

EL PERU ESTA PRIMERO


DIPLOMATICOS Y EMPRESARIOS AL PIE DEL CAÑON Y CON LA MIRA PUESTA EN NUEVOS MERCADOS
JESUS JIMENEZ LABAN
Una cris económica es como una guerra. Hay que cerrar todos los flancos para que el enemigo (en este caso la pérdida de mercados), no avance. En una crisis económica el rostro de las embajadas y de los consulados cambia por el de oficinas comerciales sin que eso signifique el cierre de aquéllos. 

La economía de guerra así lo exige, pero este movimiento debe ser flexible. nunca definitivo, porque los negocios internacionales son móviles o cambiantes, según las nuevas tendencias de los mercados. más aun en tiempos de volatilidad. Si el Perú se ha hecho de un buen número de tratados comerciales se debe en gran parte a una accion combinada de diplomáticos y de empresarios y de las 19 oficinas (versión privada) o 14 oficinas (versión Congreso) con que cuenta Perú tienen que ver directa o indirectamente.. 

Esa bisagra -diplomáticos y empresarios con poder de fuego para capturar mercados- debe trasladarse al exterior. No es cuestión -corríjanme si me equivoco- de comparar 19 o 14 oficinas en Perú contra 40 de Chile, 25 de Ecuador sino de afinar la calidad de las estrategias para posicionarse en los mercados y asegurar más divisas al país. 

En realidad estas oficinas están llamadas a ser el brazo ejecutor de la política de comercio exterior del Perú. Y esto tiene que hacerse ya porque uno nunca sabe cuando el enemigo económico abre el ojo o nos gana por puesta de mano. Aquí veo que estamos de mudanza. 

Las 19 o 14 oficinas de comercio exterior -en su mayoría agregadurías comerciales ya que en realidad operan sólo 4- serán trasladadas de la Cancillería al MINCETUR y para eso se dispone de presupuesto, personal e infraestructura. De manera que para esto no parezca "desvestir un santo para vestir otro", el Congreso debe de manera expeditiva dar una ley que combine estratégicamente el know how diplomático con la experiencia probada del sector privado. Para ello, p.e, es clave, la integracion de las oficinas de Promperu y su relacion con el sector privado de cada país donde se instalen. 

Pero también, ( no es idea traida de los pelos), coordinar con los gobiernos regionales y locales, aunque esto no guste a algunos con simpatías por los minimonopolios. Puede haber, como dice el gremio de de exportadores, aumento de oficinas comerciales en Austin, Texas, Africa, adonde ni en sueño pensábamos llegar, China, Asia Pacifico, para aprovechar el enorme potencial de APEC.  

Parece claro, hay que guardar municiones, no se trata de disparar hacia ciegas a objetivos comerciales sin previa inteligencia económica y ésta la da la realidad de los hechos y no sentados en un escritorio. Las misiones comerciales deben aumentar. Hay que estar ahí donde apunta el cañon de la crisis, hay que poner un cañon comercial peruano, de manera que la mejor estrategia no es la concentración de fuezas sino la dispersión. 

Es decir, saber distribuir esas oficinas comerciales entre Estados Unidos, donde hay 4 oficinas, y en la Unión Europea y el Sudeste Asiático otro tanto. Salvo mejor parecer, sería un error poner oficinas donde ya se abrió trocha. Las nuevas oficinas deben -con vision tripolar entre diplomáticos, empresarios y gente de Mincetur/Promperu- hacer su desembarco no repitiendo la estrategia de España -que tiene distinta geopolítica- sino impidiendo que nos pisen los talones Chile, Brasil, Colombia, Ecuador, México que apuntan a mercados dinámicos. más allá de China, India y Africa.

La pelea va a ser en el Pacífico. En tiempos modernos como los actuales, estar al pie del cañon es desarrollar ventaja competitiva comercial en el exterior, pero con capacidad de fuego frente a objetivos estratégicos. Dejemos que los que saben hacer bien las cosas, las sigan haciendo y preocupemonos por alcanzar la excelencia como resultado de ese esfuezo competitivo. Y en eso no hay que pestañear. El Perú está primero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario