miércoles, 6 de junio de 2012

LOS PLANES NO SON NADA; LA PLANEACION LO ES TODO


LOS PLANES NO SON NADA; LA PLANEACION LO ES TODO

JESUS JIMENEZ LABAN

Para que las ideas se convietan en realidad hay que planear, planear y planear.  En una empresa nada funciona mejor que una planeación permanente y contínua.  Como decía Philip Kotler "Los planes no son nada, la planeación lo es todo", que es, en realidad, la famosa frase de Dwight Einsenhower.

Y es que para echar a andar algo hay que planear, planear, planear, como dice el especialista brasilero Vicente Ambrosio en su obra "Plan de Marketing".  Y para que todo resulte mejor, aprender a trabajar en equipo.  Ahí está la clave del diseño de un proyecto, de un producto o de un servicio en el mercado.

Del mismo modo, de nada vale tener un producto muy bien pensado, y diseñado sin público objetivo. Nadie compraría nada si la empresa ofreciera un producto a todo el mundo.  Siempre es necesario segmentar el mercado, es decir, orientarse a un determinado sector del público, previamente estudiado en sus gustos y preferencias.

La vida de un producto será más polongada en la medida que éste sea innovador con la creatividad de quienes lo inventan, lo fabrica, lo posicionan y los comercializan.

Sin embargo, no es suficiente ser creativo.  Es bueno distinguir tres niveles de planeación, a saber:

1.- Planeación estratégica.  Con ella se puede mirar el largo plazo (más de un año) y saber de dónde partimos, dónde estamos y adónde vamos.  De ahí se puede seleccionar los objetivos mayores de la empresa.

2.- Planeación táctica.  Esta es la que permite poner los pies en la tierra, a muy corto plazo (menos de un año) y brinda la herramientas sobre como hacer realidad lo que se planea con pasos viables y posibles.  Los planes tácticos -como apunta Ambrosio-  "se traducen en planes de marketing, financieros, de producción y recursos humanos, entre otros"
Es comun que los planes tácticos se fijen en un plazo de 12 meses. 

3.- Planeación Operacional, ésta está vinculado al know how, cómo hacerlo, los procedimientos, los métdos, los procesos. programas, reglamentos.  A este nivel corresponde un plan promocional en una campaña publicitaria o programa de muestreo de un producto.

De todo lo antes dicho, lo más relevante es el plan estratégico, la herramienta que dice cómo hacer las cosas en un tiempo determinado y con los recursos correspondientes.

Un primer paso es aprender a definir el negocio para luego levantar información sobre lo que pasa al interior de la empresa y los factores que pueden influir en el exterior.  

Solo así podremos establecer un escenario que es la previsión de la evolución de los factores que influyen en el desempleo de la empresa.  Nada camina bien si el negocio avanza fuera de los valores éticos, que deben estar presentes en todo momento en la relación de empresa-consumidor.

Por supuesto, cualquier que quisiera llegar lejos no olvidaría estos cinco elementos que contiene todo plan estratégico,

La visión, que es cómo se ve la compañia en el futuro junto con los elementos que la ayudarán a construir su destino.

La mision, no menos importante, porque es la razon de la existencia del negocio, la forma como se desempeña para ser util y justifica sus ganancia y expresa dónde y cómo la empresa obtendrá sus ganancias por medio de un producto o servicio que debe ser util y deseable.

Los objetivos, que responde a la pregunta qué hacer.  Es la selecciones de las cosas que la empresa quiere alcanzar.

Estrategaias que responde a la pregunta cómo hacerlo.  Las estrategias están unidas a los objetivos.

Las metas, que llegan por sí solas despues de definir los objetivos y las estrategias.  Es un calendario de ejecucion que indica claramente qué resultados hay que alcanzar, cuándo deben ser conseguidos y por quién deben ser logrados.  

De manera que para desarrollar un producto hay un plan estratégico por un lado y un flujogramas por otro.  

Todo para de la generación de ideas,  saber seleccionarlas, desarrollar y evaluar el concepto.  Sin esto no se puede elaborar una estrategia de marketing, por ejemplo.   Luego es importante hacer un analisis comercial, saber desarrollar el producto, hacer pruebas en el mercado y,  finalmente, lanzar su comercializacion.   

Todo esto requiere disciplina porque todo está enganchado una actividad tras otroa y perspicacia porque hay cáscaras en el camino, cosas imprevistas, contingencias que hay que saber predecir, contener y evitar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario