domingo, 12 de agosto de 2012

AMERICA LATINA ES EL FUTURO DEL MUNDO


AMERICA LATINA ES EL FUTURO DEL MUNDO

JESUS JIMENEZ LABAN

He escuchado las impresiones que tiene el conocido Paul Krugman, premio Nobel de Economía y profesor de la U. de Princeton, acerca de América Latina, Estados Unidos, Unión Europea y Asia en medio de la 
crisis mundial.

Aunque no es nuevo, me sorprendió que insistiera en que estamos en una depresión económica -no tan profunda como la de 1930- pero depresión al fin por falta de empleo y desaceleración económica. Ha dicho en uno de sus articulos en el New York Times que la política económica de Estados Unidos ha sido paralizada por una oposición política inflexible e irresponsable.

Cree el Premio Nobel que en Estados Unidos hay aun pendientes de solución temas hipotecarios (Fannie y Freddie), la economía aun está débil y el crédito, el empleo y el consumo no levantan cabeza. "En términos generales, el exceso de deuda ha creado una situación en la cual todos están intentando gastar menos que su ingreso", comenta. 

Dijo Krugman que sigue latente el riesgo de que España, Italia y Portugal salgan de la zona euro, lo cual significaría el colapso del Euro. 

Admitió que luego de una década perdida, Japon, la segunda economía más poderosa del planeta, está muy golpeada. Aunque no será el corto sino en el largo plazo, Krugman pronosticó que China será una primera potencia mundial, en tanto que en América Latina, según él, se están haciendo bien las cosas.

Curiosamente, hizo notar que no funciona una economía liberal dura. Consideró en primer lugar a Venezuela mal ejemplo por la forma como se maneja la economía (nacionalizaciones) y en segundo lugar a Argentina que muestra inflación sin control y un desfase entre inflación e inversión además de estatización del petróleo. Debió hacer correcciones desde el año 2007, pero no las hizo, criticó.

Siguiendo con América Latina, vista por analistas como el futuro del mundo, Krugman dijo que es una región en la que están cumpliendo un buen papel Chile, Perú, Colombia y México por el manejo responsable de sus políticas fiscales y monetarias y la reducción de la pobreza. Puso como ejemplo a Brasil, incluso con mejores pespectivas que México en el futuro.

Tranquiliza que sea el propio Krugman, principal columnista del New York Times, el que no ve nubarrones en el horizonte en la región para el próximo año 2013, pese a los problemas económicos de países desarrollados.

Krugman hizo conocer estas impresiones en una acuciosa entrevista de Andres Oppenheimer, premio Pulitzer. 

Por supuesto, no es intención hacer un resumen de todo lo que dijo, sino presentar un conjunto de temas que a mi modo de ver son los más relevantes. 

De lo antes dicho se desprende que esta crisis que empezó hace 30 años en Estados Unidos (Reagan), dificilmente va a terminar pronto. Queda claro que falta ahí reactivar el consumo, los créditos para los negocios para que la economía fluya. Que, en fin, las políticas expansivas en la Unión Europea no son la mejor solución -más gasto público no parece ser la panacea- razon por la cual toda Europa se ha puesto a dieta .
Queda clarísimo también que América Latina es vista como una plaza apetitosa por inversionistas extranjeros que han visto reducida a la mitad su rentabilidad en paises desarrollados. 

Y esta puede ser la hora de invertir, como dijo Oppenheimer, en infraestructura y en educación. Demostrado está que gobierno que invierte en calidad de educación reduce la pobreza a ritmo más acelerado. 

Para ello es necesario tener más estadistas que piensan en prospectiva (más ciencia, innovación y una economía basada en el conocimiento) que gobernantes que sólo piensan en retrospectiva o en la próxima elección.

Por donde se le mire, sin educación e inversión en infraestructura no hay futuro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario