viernes, 14 de abril de 2017

PRIVACIDAD EN INTERNET

LA PROTECCIÓN DE #PRIVACIDAD EN INTERNET

JESUS JIMENEZ, presidente de #CENTRUM-LABAN, la nueva frontera en inversiones, negocios e información

¿Puede uno proteger su privacidad en #internet?  Internet es una caja de sorpresas.  Unos aceptan este maravilloso invento. Otros nunca entran. 

Aunque se sepa que internet puede tener ciertos riesgos, muchos entran sin cuidado.  Pero el derecho ha empezado a estudiar con minuciosidad la privacidad de una persona en internet.

Por ejemplo, en #Estados-Unidos, donde está más avanzada esta tecnología, se aprobó en 2016 una normativa  elaborada por la Federal #Communication Comission. 

Se protegió en cierta forma a las personas, pero se dejó que los anunciantes conocieran los gustos y preferencias, aunque eso requiriera el consentimiento del usuario.

Pero al parecer esta normativa ha sido cambiada en la nueva #Administración.  Más allá de los criterios o fundamentos  de seguridad de la medida,  lo cierto es que es posible conocer con el uso de la red en banda ancha filiación política, orientación sexual, enfermedades que tiene el internauta, según Wall Street Journal.   

Pero también, si así lo quisiera algún curioso,  leer los correos que el titular de un teléfono #celular envía a su mamá.  Todo pasa por el #IP.

Como pasa con otras normativas en diferentes países avanzados, el registro alcanza #Google, #Facebook y todas las páginas que el internauta visita, además del destino de las llamadas y el origen de las llamadas que recibe el aparato. 

El usuario consume muchos datos al día. En un año eso se convierte en una montaña gigantesca de #datos.   24 billones de datos en el 2015 y se prevé 79 billones en el 2020. 

Todo es registrable.  Por eso, se recomienda un manejo prudente de contenidos.  Usar solo las páginas que tienen https, esas son cuentas #encriptadas; no entrar a páginas de desconocidos y poner una red virtual privada, si la economía alcanza. 

La privacidad de las comunicaciones está en riesgo, pero al parecer no se ha encontrado otra forma -tener acceso a los datos o las comunicaciones- para luchar contra el crimen. 

En el #Perú se han dado casos preocupantes.  Se ha coordinado acciones delictivas desde los penales por lo que viene hablando aun de bloqueadores.  El uso de teléfonos robados es fuente de delito por lo que plantea un problema serio comprar teléfonos robados. 

Las operadoras locales estuvieron validando en Lima y en provincias todos sus teléfonos para colaborar con la policía. Se había planteado incluso que la policía ingrese a los contenidos de los teléfonos, pero eso causó discusión que trascendió en el #Congreso.

El punto aquí es la seguridad.  Ya casi nadie usa teléfonos sin internet ni redes sociales.  En el plano tecnológico se da una lucha intensa entre seguridad y privacidad, dos valores jurídicos con frondosas legislación internacional.  

Con información de Wall Street Journal, Congreso, Perú


No hay comentarios:

Publicar un comentario