sábado, 10 de marzo de 2012

NUEVAS IDEAS DE GERENCIA


NUEVAS IDEAS DE GERENCIA PARA QUE EJECUTIVOS NO BOTEN EL DINERO NI TOMEN MEDIDAS EXCESIVAMENTE RIESGOSAS

Jesus Jimenez Laban
Ahora que están de moda las fusiones, las alianzas y las absorciones, aparecen también casos de ejecutivos que ganan más de que realmente merecen. 

Es decir, los negocios se juntan para crecer, se unen en aventuras conjuntas o se dejan absorber por otros para sobrevivir, pero en la misma medida la prioridad es contratar directivos en linea con la empresa y los accionistas. 

Sin embargo, se ha convertido en todo un reto retener a los ejecutivos que piden un ojo de la cara para ser "fidelizardos" en sus puestos. El error que cometen muchos, segun estudios, es que sólo les pagan dinero contante y sonante y algunas acciones de libre disponibilidad. 

La nueva guardia no hace eso...Usa los bonos como pago y entrega acciones de la compañia pero éstas no pueden ser vendidas sino despues de años, según sugieren expertos en paquetes salariales. Por lo general, dicen ellos, el propietario de un negocio, que contrata a ejecutivos, calcula el tiempo que pasará entre la toma de decisiones de un ejecutivo y los resultados. 

Ese es el tiempo que debe estar congelada la venta de acciones y bonos. Y la explicación es sencilla: las decisiones importantes de los jefes tienen consecuencias después de años, alertan estudiosos e las finanzas de la Escuela de Negocios de Wharton. 

Los expertos creen que solo actuando de esta manera se aseguran dos cosas: el manejo responsable de los presupuestos y la toma decisiones alejadas de excesivo riesgo que pongan en peligro a la compañia. "Como no es su plata, no les interesa", dicen ácidos críticos, pero es una tendencia que gana terreno en el mundo de los ejecutivos. 

Del mismo modo, es imporante contratar a especialistas y no a los "sabelotodo". Ya no está de moda rotar a la gente cada dos años sino más bien que profundice en la division de su negocio. Y la cosa es simple: se necesita gente con conocimiento profundo de las cosas. Si esto es así, hay que deshacerse de lo accesorio y quedarle con lo importante. 

La pregunta que queda flotante: ¿resistiran los ejecutivos esta prueba ácida?

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario