domingo, 3 de junio de 2012

JUBILEO DE DIAMANTE POR UNA REINA BRILLANTE Y POPULAR PARA LA HISTORIA DE SU REINO


JUBILEO DE DIAMANTE POR UNA REINA BRILLANTE Y POPULAR PARA LA HISTORIA DE SU REINO

JESUS JIMENEZ LABAN

Es poco usual ver 1000 naves en un rio, quizás la flotilla más grande del mundo, para celebrar el promocionado Jubileo de Diamante en Reino Unido, todo un ac ontecimiento consistente en una procesion fluvial con la reina Isabel II (86 años) en el el histórico río Támesis. 

Los británicos resistieron el mal tiempo con música acuática de Georg Haendel y el tema principal de James Bond (famoso espía al servicio de Su Majestad), a cargo de la Orquetas Filarmónica de Londres. Y luego de 10 mil fiestas callejeras, ahora el mundo espera el macroconcierto en el palacio de Buckingham Palace.

No faltaron los aguafiestas con sus carteles antimonárquicos "Ciudadano, no súbdito" "Queremos votos, no botes". Pero éstos ciudadanos británicos que protestan parecen ser unos cuatros gatos, por cuanto el poderoso e influyente diario inglés The Guardian muestra una encueta reciente en la que el 69% de ingleses cree que el país estaría peor sin monarquía. Dicho nivel de aprobación casi contrasta con los tiempos de Lady Di que recibió el respaldo del pueblo británico.

La reina Isabel II es la segunda en alcanzar el Jubileo con tantos años en el trono despues que lo hiciera su tatarabuela Victoria durante el apogeo del Imperio Británico.
Mientras millones de televidentes seguían las celebraciones por las seis décadas de su reinado en Reino Unido, no pocos se fijan en la personalidad de Su Majestad, la Reina Isabel. 
La Reina Isabel II desde muy niña recibió clases de Constitución británica y de frances, así como de lenguaje corporal, expresión, diplomacia y piano.

Desde su coronación el 2 de Junio de 1953 en ceremonia imponente a la asistió el legendario Primer Ministro Winston Churchill, la reina Isabel II, una figura muy respetada que ha sabido ganarse el cariño popular (tiene hoy 69% de popularidad), ha derrochado simpatía (sex appeal en su juventud), se le ha visto protagónica entre los pueblos más necesitados, ha inspirado a los mercados con su figura y reinado en souvenirs, estampillas, libras esterlinas y artículos de decoración.

Además, ha proyectado un liderazgo resonante en 54 países de la Commonwealth, la Comunidad Británica de Naciones, que se ha visto reducida en un gran parte por cuenta de la descolonización. Aun así sigue siendo Jefa de Estado de 16 paises, siendo cabeza de las fuerzas armadas de la Iglesia de Inglaterra. 

Es curioso todo esto porque, segun Andrew Marr, experto en temas de la realeza británica, la Reina "tiene autoridad, pero no tiene poder". Pero ella sanciona las leyes aprobadas en el Parlamento -las puede objetar, pero eso nunca ha sucedido, según un informe reciente- y despacha con el Primer Ministro. Desde que asumió el reinado, la Reina ha alternado con 13 primeros ministros en el número 10 de Downing Sreet.

Me quedo con lo que dijo con el historidador británico David Cannadine en el sentido que la reina es el símbolo de unidad de Reino Unido, algo que corroboró el Primer Ministro David Cameron. 

Como se sabe, Reino Unido es una monaquia constitucional, se rige por la Constitucion más longeva del mundo, tiene dos cámaras (Lores y Comunes) y su derecho anglosajón se irradia aun por gran parte del mundo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario