jueves, 27 de septiembre de 2012

EXPORTACIONES: ¿COMO JUGAR CON EL DINERO Y ASEGURAR GANANCIA?


EXPORTACIONES: ¿COMO JUGAR CON EL DINERO Y ASEGURAR GANANCIA?

JESUS JIMENEZ LABAN

Nota.- Documento de orientación estratégica para no perder dinero en exportaciones.

En los negocios de exportación -más allá de cumplir con el cliente, llegada puntual y en buen estado de la mercancía a puerto de destino- lo que importa es recibir cuanto antes el dinero con ganancia incluida por lo que se exporta.

Pero esto no es siempre así. El importador demora a veces meses para pagar, es decir, el exportador envia la mercancía y no recibe de inmediato el dinero. 

Algunos podrán decir que existen medios de pago que van desde las conocidas tranferencias, cobranzas simples y cobranzas documentarias hasta la carta de crédito. 

También podrán hablar de financiamientos para exportaciones (pre embarque, post embarque, forfaiting, factoring). Incluso, podrán tocar las garantias internacionales (stand by) y las locales (Draw Back, IGV otros).

Pero en tiempos de riesgo político y de riesgo país en mercados golpeados por la crisis, nada parece ser o estar seguro. Hay que estar con los ojos bien abiertos.

De manera que la Carta de Crédito, el forfaitng y el factoring son mecanismos financieros seguros para poner dinero o tenerlo por adelantado, incluso antes que el importador lo tenga en sus manos para pagar si sigue siendo solvente y con capacidad de pago.

En reuniones con gerentes de bancos aquí lo importante es asegurar el dinero y tenerlo a la mano, sobre todo cuando no hay seguridad en la reputación del importador porque o no se le conoce perectamente bien o no no se le conoce. 

Pero así son los negocios, un riesgo por lo que se actualiza la urgencia de contratar seguros para afianzar la operacion de exportación. 

Ahora bien, ¿qué pasa si un importador se desanima y ya no quiere la mercancia y el exportador tiene todo listo puesto en buque? 

Si hay carta de crédito -con plazos vigentes, fecha de embarque, nombres, razon social, documentos y demas regulaciones internacionales- no habrá problema. 

Las cartas de crédito, son irrevocables, según la publicación 600 de la Cámara de Comercio Internacional (CCI). Su costo en la mayoria de bancos es 0.40 del importe de la carta de crédito.

El exportador cumple con hacer el envío, el banco está obligado a pagar contra esa carta de crédito, la misma que es siempre emitida por el importador y es el banco de éste el que se comunica con el banco del exportador para hacer efectivo ese documento, si la circunstancia lo amerita. 

Recibido el dinero por el banco, el importador sabrá qué hacer con la mercancía que recibe y que ya no quiere. En cualquier caso no es problema del exportador. 

No es que el importador sea una mala persona. Puede ser que tenga su negocio y éste marche bien a comienzos de año, pero a mediados del mismo, sus estados financieros han cambiado para mal. Aunque quisiera, ya no puede pagar. Por eso, resulta atractivo otro mecanismo que se llama forfaiting, por el cual el banco compra la carta de crédito y el exportador recupera su dinero con más rapidez, aunque con un ligero costo financiero. 

De manera muy parecida en el hecho mismo de lograr tener dinero por adelantado es el factoring internacional, una operacion que permite que al exportador reciba dinero de un fondo de inversión contra las facturas que debe pagar el importador, previa cesión de derechos. 

Entonces, hay una serie de opciones a tener en cuenta. 

Pero lo que se olvida con frecuencia en las transferencias de dinero son algunos detalles que tienen que ver con los códigos, los plazos y las rutas en las transferencias internacionales.

Sabido es, por ejemplo, existen pagos electronicos entre bancos (que usan código Swift). O pagos anticipados (se paga la factura y luego se embarca) y otros tipos de pago.

Pero la pregunta que surge es quién paga los gastos por la transferencia de dinero. Hay tres modalidades a saber: 1.- Gastos our (todos los gastos los aume el importador 2.- Gastos share (mitad/mitad entre importador-exportador= 3.. Gastos Ben (los que asume el beneficiado, es decir, el exportador)

Para unos, una transferencia del exterior al mercado doméstico puede costar US$ 25, pero otro creen que llega a US$ 80, según el tarifario de cada banco.

Pero, ¿por qué demora una transferencia si el importador dice que ya hizo el pago a través de su banco? A veces, del dicho al hecho, hay mucho trecho. La única forma de verificar es teniendo un escaneo del pago y a la mano el código SWIFT para identificar más fácilmente la transacción. 

Se sabe que por transferencia de US$ 50.000 dólares el costo no debiera ser mayor a US$ 50 dólares, según un funcionario bancario, Francisco Vasquez.

Según varias opiniones, es posible que el dinero demore en llegar al exportador unos dos o tres días, pero es un asunto entre banco del exportador y el banco del importador, cosa que hay que tener siempre en cuenta, sobre todo cuando hay plazos contractuales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario