domingo, 21 de octubre de 2012

LA RADIO ESTA MUERTA A NO SER QUE DE UN SALTO DE ACROBATA


LA RADIO ESTA MUERTA A NO SER QUE DE UN SALTO DE ACROBATA

JESUS JIMENEZ LABAN

A veces nos impresionamos cuando un broadcaster de la televisión local vende parte de su propiedad. Pero no es para tanto si vemos, por ejemplo, que la televisión abierta -que me acogió tantos años- ya es un dinosaurio tal como está operando hoy en día. 

Entonces, deshacerse de estos dinosaurios es un paso inteligente, muy inteligente. La mejor opción "vestir bien a la novia", maquillarla para que no muestre sus arrugas, las patas de gallo, y así tiene más valor para la vista.

Pero si la televisión abierta, que tiene mucha atracción por ser espectáculo, está de salida, ¿que podríamos decir de la radio? Esta no tiene la magia de la televisión para atraer oyentes como pasa con los televidentes. Su situación es peor y sus empresarios lo saben. Más tarde o más temprano tendrán que buscar un "marchante" con una novia bien vestida y que luzca bien.

Tomando cócteles, aceptando invitaciones, cenando foie gras y pescado asado, muchos vinculados a los medios cuentan sin un trago el poder de atracción que tienen los medios para la publicidad. 

Para no "chocar con chocano", prefiero hablar de la TV de Estados Unidos. Ahí, el encanto de la televisión abierta para los publicistas llega al 50 por ciento. Pero la radio -casi me caigo de espaldas cuando escuché esto- solo atrae el 5 por ciento. 

Ignoro cómo será en las plazas de Santiago, Bogota, Quito, La Paz, Buenos Aires, Asunción, Montevideo México, Quito, Lima...

Quiere esto decir que los auspiciadores publicitarios se fijan mucho en que los medios tradicionales ya no jalan gente como antes porque todos están sentados frente Lap Top o en movimiento con sus Smart Phone y teniendo más efecto y más cobertura. 

Entonces, dicen las malas lenguas, la radio está muerta o lo estará dentro de poco, a no ser que trepe a los medios digitales. 

Pero entrar a los medios digitales tampoco es fácil. Porque para lograr clics, pasan muchos años. 

Pero de iniciativas e ideas nuevas está hecha el mundo del futuro. Hay un empresario, Bob Pittman, a quien considero el nuevo Ted Turner de la radio. No se la ha ocurrido mejor idea que hacer que la radio vieja se reencarne como Buda en la radio nueva, colgándose de los avances digitales y de la radio satelital. 

La estrategia es ¿que hacer? Lo que se ha hecho es trepar a lo digital. Y la táctica es ¿cómo hacerlo? El reto es montar la radio digital en todas las plataformas existentes en el medio con más tráfico y hacer convenios con ellas. No es idea mía sino la del fundador de MTV al que voy a seguir desde ahora más de cerca. 

Es decir, tienes dos destinos. O vendes la chatarra o te modernizas y trepas con más innovación. Doy este modesto aporte porque no quisiera que la radio sea enterrada sino que como el Ave Fenix tenga una nueva vida. 

¿Han entendido los genios del Perú? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario