domingo, 21 de agosto de 2016

HAGA PRIMERO LAS COSAS, LUEGO HABLE


PROGRESO EN LA PERFECCION

JESUS JIMENEZ, presidente de CENTRUM LABAN, la nueva frontera en inversiones, negocios e información

La gente vale por sus actos.  También por los resultados que tenga en su vida profesional.  Los que saben producir cambios para bien o detener el mal. 

A esta estirpe, creo yo, pertenece Steve Easterbrook,  un empresario que ha logrado cambiar la cultura en una empresa de comida, Mc Donalds. 

Como se sabe, hace dos años se desplomaban los  ingresos, las ganancias y las ventas en dicha compañía. 

Desde hace 1 año y  medio, este hombre ha cambiado de raíz el negocio. Se escuda, según veo, en una filosofía poderosa.  "Haz primero las cosas, después hablas"  "Progreso en la perfección" 

El realidad la gente se quejaba porque el negocio les vendía en sus productos cosas no indicadas, entre ellas fructosa. 

Ahora los componentes son es pollo, huevo con la consigna de comer sano.  Además, en el nuevo vocabulario de la empresa ha pasado de caloría, carbohidratos, sal a antibióticos sin hormonas, todo natural, todo orgánico. 

Como se ve, ha cambiado los hábitos siguiendo un idioma parecido al de Silicon Valley: prohibido fallar.  

Pero el éxito de  Easterbrook, educado en Watford Grammar School for Boys y la Universidad de Durham,  no está solo allí.  Se ha propuesto liberar de las jaulas  las aves de las granjas en 10 años para que estén en el campo. Ha eliminado la utilización de antibióticos en los pollos de la empresa

Con ello lograr carnes, huevos saludables sin las sustancias que generan los animales en estado de cautiverio.

 Del mismo modo, puso en marcha con éxito todo el día desayuno McDonald, eliminado el jarabe de maíz alto en fructosa.  
Easterbrook, de 49 años es un hombre sencillo en el vestir, preparado, con mucha estrategia para quitarse los reflectores de encima. 


No le gusta la peliculina, trabaja en silencio. Luego cuenta los resultados.  Es un empresario de avanzada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario