sábado, 10 de diciembre de 2016

DOLAR, PODEROSO CABALLERO DON DINERO

DÓLAR

JESUS JIMENEZ, presidente de CENTRUM LABAN, la nueva frontera en inversiones, negocios e información

A estas alturas varios importantes hombres de empresa en Perú deben haber calculado el efecto de las variaciones del dólar para comienrzos del año 2017. Parece invevitable que siga subiendo el dólar. Hay motores que lo empujan hacia arriba. Contrariamente a lo que algunos piensan, la subida del dólar no depende de Perú. Depende de la adrenalina que se produce en los agentes economicos americanos desde que el presidente electo Donald Trump dijo que reduciría los impuestos, algo que, sí o sí, llevaría a la Reserva Federal aumentar las tasas, probablemente para mediados de diciembre, y otro tanto para los primeros meses del año 2017. Un dolar alto hace daño, incluso para EE.UU, salvo mejor parecer. Las empresas americanas tienen su clientela en 50 por ciento promedio fuera de su territorio. Cuando éstas convierten las ganancias a dolares, pierden. Lo pueden decir las petroleras, los fabricantes de maquinaria pesada, los de aviones, entre otras. Sin embargo, asi como en las empresas no se puede combatir el alza del dolar con reduccion de costos o reducción de precios de productos en mercados fuera de EE.UU, así también queda claro que el Euro camina en dirección a una paridad con el dólar, algo que no ven todavía los exportadores peruanos. Pese a todo, el dólar puede llegar al techo si el mensaje de apertura de Trump emociona o enloquece a los inversionistas, especialmente aquellos que esperen les toquen la musica para la repatriación de sus capitales. El Perú debe estar alerta, con el ojo abierto, por lo menos todo el trimestre del proximo año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario