viernes, 12 de octubre de 2012

NO SEAMOS MALOS CON EL PERU


NO SEAMOS MALOS CON EL PERU

JESUS JIMENEZ LABAN

El ruido político...hacer ruido hace daño al país. No significa esto, por supuesto, dejar de decir las cosas que hay que informar. O dejar de hacer las cosas que hay que hacer. Pero todo el tiempo el país no p 
uede mostrar una imagen de intranquilidad. 

El problema es que por ruido político también le pueden poner mala nota a un país. El desorden, el caos dentro del desorden, un partido político que salta a la vena yugular del otro y una sensación de zozobra y de inseguridad no son bien vistos por ojos internacionales, más aun en un momento de crisis financiera global.

Suavizar el tono

¿Qué dictaría, entonces, la sensatez? Hay quienes piensan que es mejor suavizar el tono respecto del indulto a Fujimori. Como dije en otra reflexión, ¿cómo no poner atención a un caso humanitario?. Pero la ley habla de enfermedad terminal. Con más intensidad se habla de los efectos políticos de la decisión. ¿No sería mejor que Comisión haga libremente su trabajo? Sin presiones mediáticas es el presidente Ollana Humala y nadie más quien tiene la última palabra basado en la ley. 

Todo exceso es malo

Y respecto a la lucha contra el narcoterrosimo, es un tema delicado. No tendrian nada de malo las críticas constructivas, pero todo exceso daña. Sería inaceptable -aunque pudiera ser ingenuo- que los partidos quisieran crecer a costa del deterioro politico. 

No criticar por criticar

El peor error sería que un partido se cuelgue del tema de seguridad para hacer política y aumentar los réditos políticos. Eso no es es responsable. Veo que se critica los resultados, pero hay quienes se preguntan ¿cómo se podría opinar sin conocer el plan estratégico, las tácticas y la operatividad? 

No hay nada mejor que libertad con responsabilidad. 

Cirugia a la billetera abierta

Por otro lado, los médicos, los maestros y así sucesivamente hacen cola -unos de manera visible y otros de manera oculta- para pedir mejoras en sus ingresos. Nadie duda que son demandas legítimas. Pero temo decepcionarlos que puede haber limitaciones en el "chanchito" que quieren romper. 

Lo que levanta los "bonos" de un gobierno es la inversión en inclusión social. Es la expansión en tiempos de bonanza o de buena situación económica. Pero cuando la demanda externa se encoge, lo que vendría, aunque duela, es la austeridad. 

El atlas de la crisis en problemas

Claro, hay que ver la crisis con ojos de oportunidad, pero no por ello la billetera puede estar siempre abierta. La crisis de 2008, según analistas, nos rozó y el gran salvador fue China. Pero el gigante asiático se desacelera ahora y se acerca al 7%. Eso significa menos ventas de mineras del país y menos dinamismo en otras actividades conexas. 

La lógica es que si nos ingresa menos -y China es nuestro colchón para amortiguar el golpe frente a la caida de la Union Europea y EE.UU- hay que gastar menos. 

No en vano, circula ese titular internacional "FMI instó a vigilar velocidad de demanda interna y crédito en Latinoamérica"

Agenda pendiente

Junto con el problema de la demanda, hay un nuevo sol que se ha enseñoreado frente al dolar. Esto trae distorsiones. No sólo en las exportaciones tradicionales sino las no tradicionales (veamos los textiles cómo andan). 

Y por supuesto preocupa a académicos la velocidad de los créditos hipotecarios. Una burbuja hipotecaria, ¡ni hablar! Así empezó España -miren cómo está ahora degradada- y ese es el problema de China. 

Los bancos se han vuelto más cautos. Se estima al cierre del año 2012 ventas por 25 mil viviendas y ya no por 30 mil. Es evidente que, según consultoras privadas, las ventas de viviendas ha caído 9.78% (meses julio agosto y septiembre) . Pero veo que Mi Vivienda espera colocar en septiembre y diciembre 7 mil viviendas y 10 mil créditos, 25% mas en relacion al mismo período 2012 y marcha a paso acelerado con US$ 900 millones de emisiones en bonos previstas para el año 2013. 

Falta ver que efectos produce el aumento del encaje.

No seamos malos

Si a estos problemas, sacudimos al país con crisis políticas, cambios de gabinente, renuncias de ministros, nueva crisis ministerial y trabas en el Parlamento, trabas en el sistema administrativo para impedir darle velocidad a las decisiones, el Perú no sería capaz de soportarlo...no seamos malos. 

Escúchelo bien...mucho ruido político, complica el panorama. Billetera muy abierta, puede causar estragos y prestar a "tutilimundi" es un riesgo. 

Mirando por el espejo retrovisor

En la carrera de de una buena gestión pública, el reto del momento es aclimatar el bienestar de los peruanos con el crecimiento y el desarrollo, pero sin perder de vista esas nuevas señales que aparecen el espejo retrovisor de la economía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario