jueves, 4 de agosto de 2016

NEGOCIOS SIN FRONTERAS


NEGOCIOS 

JESUS JIMENEZ, presidente de CENTRUM LABAN, la nueva frontera en inversiones, negocios e informacion

Tal vez sea común ver a una señorita cuando elige una bolsa de chips de mango en el supermercado porque su paladar le dice que exquisitos.  Los toma sin saber las características de este mango frito que ha venido al mercado desde una plaza lejana, un producto que viene de Sudáfrica. 

Ha venido como una exportación desde suelo sudafricano, lo cual significa una importación para nosotros, en el lenguaje de comercio exterior.  Vemos asi como se relaciona la economía de un país con la economía de otros países.

Lo mismo que hizo el exportador del continente negro puede hacer cualquier peruano que tenga un producto apetecible como el sudafricano.  Solo tendría que exportar algo que guste al paladar del consumidor extranjero para llegar a Sudáfrica. 

Este movimiento de ida y vuelta  o viceversa es lo que hace el comercio internacional. 

A veces un país exporta más de lo que importa, lo cual significa que tiene balanza comercial positiva.  Otras, importa más de lo que exporta, lo que es una balanza negativa. 

Cuando un país consume más de lo que produce termina endeudándose con financiamiento del exterior para cubrir sus necesidades. Quiere decir que la economía no está produciendo lo suficiente,  consume por encima de su PBI, empieza a endeudarse.  Los que invierten en ese bache, esperan que el país devuelva lo prestado.

Siendo asi, el punto ideal se alcanza cuando importamos en el mismo nivel que exportamos, algo ideal que no siempre se cumple, pero es lo que da salud a la economía.  La receta es producir en función de lo que necesita para no tener que endeudarse

Importar no es una decisión incorrecta, pero el país debe esforzarse en ofrecer al mundo también lo bueno que tiene, generando valor agregado en la oferta.

Viene entonces la figura del Producto Bruto Interno (PBI), lo que produce un país por todo concepto: Viéndolo en términos técnicos el PBI es la suma de consumo privado más inversión, gasto público, más exportaciones, menos importaciones.

Está claro, siempre debe exportar más de lo que se importa para tener las dos balanzas –sea comercial o de pagos en punto adecuado-.

Cabe aclarar que la balanza comercial, es la que calcula la diferencia en exportaciones con importaciones, el registro de todo lo que entra y  sale de un país, en tanto la balanza de pagos, es la que registra todas las transacciones dinero entre un país y el resto de países. 

De lo antes expuesto queda claro que con un poco de creatividad se puede elaborar un producto novedoso para impactar el mercado internacional, volverse exportador, generar más ingresos en el exterior que dentro del país.   Por eso, como punto de partida vale la pena responder estas preguntas. 

1.- ¿Cual el producto estrella que usted tiene? 

2.- ¿Que producto se vende bien en el extranjero?  ¿Qué puede aprender de las estrategias de la comercialización, el empaque, el precio, la plaza?   

3.- ¿Cuanto cuesta llevar un producto al exterior teniendo en cuentas distintas distancias geográficas? 

4.- ¿Que posibilidades existen de exportar el producto que usted tendría acogida en el exterior?   ¿Qué le indica su estudio de mercado? 

5.- ¿Que es la balanza comercial? 


6.- ¿Que es la balanza de pagos?  

No hay comentarios:

Publicar un comentario