jueves, 4 de agosto de 2016

DOCUMENTOS QUE SON LA VIDA EN EL COMERCIO INTERNACIONAL

COMERCIO INTERNACIONAL

JESUS JIMENEZ, presidente de CENTRUM LABAN, la nueva frontera en inversiones, negocios e información

Contacto:  WhatsUp  964970657

En el comercio internacional se usan varios documentos para el transporte de mercancías que son vitales. 

Esto, claro está, depende del punto de destino y  del tipo de producto. 
Se exigen estos documentos por un par de razones.
 
1.- Se requiere conocer quien es el propietario de las mercancías

2.-  Asegurar el flujo logístico de manera ordenada. 

3.- Asegurar la vida de la mercancia

4.- Poner las cosas claras en un contrato.

En términos generales, tenemos estos primeros documentos que, a mi manera de ver,  son fundamentales:

DAM, declaración aduanera de mercancías, solo en el caso que el envío supere los US$ 5000.  De lo contrario, bastara llenar una Declaración Simplificada. Tal es el caso de Exporta Fácil que usa boleta de venta en lugar de factura hasta un importe por US$ 5000.

De acuerdo al tipo de transporte que se utilice, los documentos son estos.

Bill of Lading, también conocido como  conocimiento embarque emitido por el capitán del buque para casos de transporte marítimo (que acredita la propiedad y contratación de transporte); Airway Bill (la guía aérea) para transporte aéreo o Carta porte, por vía terrestre.  Si hablamos de transporte multimodal (carta de conocimiento multimodal)

Hasta aquí el documento aduanero mas los documentos de transporte, según la vía. Tenemos ahora otro documento que acompaña el exportador al momento de exportar una mercancía.

Factura comercial, que acredita la existencia de la operación comercial,  que debe indicar el importe, pero sin consignar IGV (no existe IGV en exportaciones). 

Packing List, la relación al detalle que completa la información de la factura comercial.  Este documento acompaña a la factura.  Están contenidos en este documento los datos del exportador/importador, la naturaleza, volumen, peso, numero de bultos, costo, códigos.  producto materia del despacho.

El certificado de origen, clave para que el país adonde se dirige la mercancía no cobre el arancel siguiendo los alcances de los tratados de libre comercio. 

En cualquier país este documento certifica que las mercaderías a ser despachadas son originarias del país exportador. 

Este documento -que certifica que el producto es originariamente peruano para que se aplique la preferencia arancelaria- lo expiden la Cámara de Comercio de Lima, la Asociación de Exportadores, la Sociedad Nacional de Industrias, así como las cámaras de comercio regionales en provincias. 

Sin embargo, en los casos de Estados Unidos y  Canadá existe la figura de la auto certificación, es decir, el mismo exportador llena el formato que descarga de la plataforma electrónica de Mincetur.

Cuando el exportador planea hacer un envío, dedica gran parte de su tiempo a las certificaciones.  Los productos que se envía -sea frescos, procesados o hidrobiológicos- tienen entidades que los inspeccionan. 

Así, por ejemplo, si el mango tiene riesgo sanitario, requerirá de un certificado que diga que esta fuera de riesgo de plagas ese mango.  Los mismo pasa con productos en conservas o bebidas -que pasa por las manos de Digesa, por ejemplo- o productos hidrobiológicos -mariscos- que pasan por la inspección del Instituto Tecnológico Pesquero del Peru. 

Pero no solo son necesarios los controles internos.  También se requiere inspección -según el país de destino o tipo de exportador- para los cual están las certificadoras internacionales.  Ellas inspeccionan, por ejemplo, la calidad, lo orgánico, el comercio justo,

Por ello, es bueno estar familiarizado con los requisitos que piden en oficinas nacionales, oficinas administrativas o ministerios tanto dentro del país como fuera, especialmente en productos agrícolas.

Si es una fruta -mango, palta, por ejemplo- requiere de un certificado fitosanitario.  Si es procesado, pide un registro sanitario, inclusive de la planta que lo provee. Para ello existen inspectoras de adentro y de afuera.

Esto debido a que la certificación de un producto puede durar en promedio unos dos años, de manera que antes de exportar es vital para la operación conocer paso a paso lo que solicitan las oficinas de exportaciones tanto en la aduana local como en la aduana extranjera.

Recapitulando, como ve existen un conjunto de documentos, que marean, pero son necesarios.  Documentos informativos, de acreditación, de seguro, incluso contractuales. 

Para que no lo olvide, entre los documentos que no deben faltar en una operación de exportación figuran estos:   Factura comercial. Lista de empaque.  Certificado de origen. Certificados de inspección. Bill of Lading, entre otros.

Para el final he dejado solo unos consejos prácticos. 

¿Qué pasa con la  mercancia?  ¿Que pasa si es producto perecible el envió pero surge una tormenta fuerte en la travesía?  ¿Que pasa si cae un rayo  en el container,  se parte en dos? 

No existen casualidades en comercio exterior.  Todo tiene que estar minuciosamente pensado.  Surge entonces la necesidad de contratar un seguro internacional para cubrir contingencias.  Ese seguro puede ser individual (cubre solo un envio) o flotante (cubre varios envios en el tiempo). 

Además, para tenerlo todo claro, se requiere firmar un contrato de compra venta internacional.  Puede ser este escrito o verbal, indicando los términos y condiciones, objeto de negociación, producto comercializado, responsabilidades, precio, plazo, entre otros puntos. 

Por último, cabe recordar la minuciosidad de los datos contenidos en la factura comercial para evitar contratiempos en las aduanas por la omisión involuntaria de algún detalle.    

Esto es todo por ahora.  Gracias por el favor de su atención.


No hay comentarios:

Publicar un comentario