viernes, 24 de agosto de 2012

HOMBRES DE BATALLA - EL TALENTO DE GALIA


HOMBRES DE BATALLA - EL TALENTO DE GALIA

JESUS JIMENEZ LABAN

Para triunfar en la vida no se necesita dinero. Sólo decisión de hierro y un gran esfuerzo de voluntad y de persistencia en el tiempo. Y, por supuesto, saber donde uno está y hacia dónde va.

Esto es lo que expresó como testimonio Guido Galia que ha hecho de la gastronomía un arte. Y es que este hombre de batalla empezó de la nada. Era un vendedor de ollas que vendía puerta a puerta.

"Nunca me asustó el trabajo", dice con convicción. Siempre fuí tercamente positivo. 

Hay momentos que te tiran al suelo, te hacen llorar a solas, pero la clave es saber evitar los problemas y superarlos. Poco a poco fue desarrollando habilidades y llegó a trabajar en un banco. 

Como resultado del diálogo permanente con los clientes -cuenta Galia-, aprendió a comunicar y sobre todo hablarle a la gente en sus mismos códigos, aprendiendo a persuadir e invitar a sus ocasionales clientes o usuarios a tomar una actitud de compra. 

Como resultado de esta interacción con las personas, una día de inspiración se dio cuenta que tenía habilidades para hacer su propio negocio, su propio Insitututo. Hoy cuenta con 3000 alumnos que se capacitan y entrenar en las gastronomia peruana, de los cuales un 30 por ciento procede del extranjero. Y no solo enseña la comida limeña sino las cocinas regionales. Y sueña hacer el Primer Instituto Culinario del Mundo. 

A veces, uno empieza en una cosa y termina en otra. Esto es lo que paso con Galia porque es uno de los pioneros exitosos en crear la escuela de gastronomía, una emulación del Cordon Blue.

La cocina es para él trabajar bien, no tener sueño sino sueños. 

Pero nada es fácil en la vida. Muchos quieren que las cosas ocurran de la noche a la mañana. Y no es así 

El testimonio humano de este hombre, es importante para los jóvenes. Cuenta que el Perú no se perdona el éxito. Este es sinónimo de envidias. "He sentido que me han jalado los pies hacia abajo", pero no he hecho caso. Sigo trabajando duro, siendo positivo y con energías para levantarme siempre", comenta. 

Lo importante es no detenerse, seguir aprendiendo y buscar hacer bien las cosas. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario