viernes, 24 de agosto de 2012

MUJERES DE BATALLA - DISFRUTA


MUJERES DE BATALLA - DISFRUTA

JESUS JIMENEZ LABAN

Es un privilegio haber tenido los testimonios de los empresarios que más admiran los hombres de negocios peruanos en la hora actual. La cita se dio en la Cumbre Pyme APEC 2012 y quisiera compartir con ustedes. 


Quisiera empezar por lo que me impactó de Azucena Gutiérrez, quien se ha hecho conocida con su cadena Disfruta. Con alegría y emoción anunció hace poco su primer local en Chile.

"Nos vamos con la maquinaria de Villa El Salvador y la mueblería de Lima Norte y la última tecnología", cuenta.

Como ejemplo para los jovenes y para quienes no lo son, esta joven empresaria es una emprendedora nata que ha sabido combinar la experiencia que le transmitió su familia y el conocimiento que asimiló de la universidad. 

Lo dice su tesis. Egresó de la universidad con honores. Es decir, la alumna empezó a hacer empresa recogiendo los valores de su familia y las enseñanzas de su centro de estudios. 

Me parece un caso estimulante, el que la universidad empiece a estar conectada con la realidad. 

Admiro la capacidad de empuje de esta emprendedora. Cuenta sin pelos en la lengua que aprendio a hacer jugos de su abuela que era vendedora ambulante y de sus padres que tenían una tiendecita de mariscos. Ambas experiencias nutrieron su tesis y tras ella creó una cadena de tiendas de su negocio, una extensión de lo que iniciaron sus padres y sus abuelos. 

Una empresaria exitosa que viene de abajo. Que no supo nunca detenerse ante los problemas y, como ella misma cuenta, para tener éxito en los negocios es importante tener un gran soporte emocional. "Lo más difícil no es la parte financiera, sino la emocional", dice. Y ella lo tiene en su familia, su inspiración, su energía y su fuente de superación. 

Tienes que pensar que "sí puedes hacerlo y creértelo". Eso es lo que miran desde todos los lados los clientes pasando por los empleados, proveedores hasta accionistas.

Sí, confiar para crecer y buscar la paz interna. ¿No es eso acaso lo que pasa con los accionistas en la Bolsa de Valores? Todo es un estado mental. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario