martes, 2 de octubre de 2012

UNA NUEVA VISION DEL ASPA HACIA EL FUTURO


UNA NUEVA VISION DEL ASPA HACIA EL FUTURO

JESUS JIMENEZ LABAN

Aunque existen dudas sobre la viabilidad de los acuerdos que se han tomado en esta III Cumbre ASPA 2012, es cierto que promete un escenario distinto en la orientación de los negocios de cara al mundo.

He dialogado intensamente con diplomáticos, embajadores y cónsules. En todos los extremos de sus argumentos es que el Perú sí tiene posibilidades de llegar lejos con la Liga Arabe. No sólo por la seguridad jurídica que ofrece el país sino por los fundamentos macroeconómicos que lo respaldan.

Vistas así las cosas, para entender un poco mejor esta visita de dignatarios, reyes, sultanes entre otros, es necesario verla como una relación de complementariedad.

Perú necesita de capitales y al mismo tiempo puede desarrollar su capacidad de producción de alimentos tanto para Perú como para la exportación al mundo árabe

Escuchando a los líderes políticos en este foro, queda claro, salvo mejor parecer, que los países árabes siguen el mismo esquema sur-sur del Movimiento No Alineado de 1955. Es decir, están usando el mismo recipiente, pero con diferente contenido.

En efecto, escuchar a lideres en los discursos no significa ahora un sentimiento "anti" Estados Unidos como en el pasado, sino una alianza estratégica con Estados Unidos y la Unión Europea. Se ve claramente que el enemigo comercial no está ni en una ni en otra parte sino en el sudeste asiático.

De manera que se ve una pelea campal entre árabes y asiáticos que tienen interés en el Viejo Mundo y también en Estados Unidos.

Lo que trato de decir es que la Liga Arabe está relativamente cerca de sus aliados estratégicos. Le basta cruzar el Mediterráneo para llegar a Europa y el Atlántico para desembarcar en Estados Unidos. 

Lamentablemente, los indicadores de estos bloques económicos no levantan cabeza, por lo menos hasta ahora. 

El paso de la Liga Arabe es diversificarse, encontrando en América Latina el escenario adecuado para hundir sus capitales, invertir en seguridad alimentaria, nanotecnología, tecnologías de información y comunicación y energía, tal como lo hizo saber el mismo presidente Ollanta Humala en la inauguración de la III Cumbre ASPA 2012. 

Me parece bien que junto a la Declaración de Lima, que será suscrita por representantes de 22 naciones, Proinversión apure el paso y presente que los dignatarios visitantes una rica cartera de inversiones que tiene que ver con infraestructura, alimentos, energía y tecnología, entre otros sectores importantes para la consolidación del crecimiento y desarrollo del Perú.

Analistas calificados junto con periodistas de la prensa extranjera, no se muestran muy convencidos de un Tratado de Libre Comercio de manera unilateral, pero sí ensayan la posibilidad de un acuerdo multilateral -a nivel de Unasur- siguiendo el molde del acuerdo comercial suscrito el año pasado con la Unión Europea. 

Entonces, viendo las cosas sin apasionamientos, esta parece ser una nueva ruta comercial que empodera al Perú en su capacidad de diversificación con el mismo interés que el Sudeste asiático. Pero habrá que ver cómno se implementa el conjunto de acuerdos que surjan de esta Cumbre. Esto es tanto político como parte del planeamiento estratégico del país. Habrá que ver 

No hay comentarios:

Publicar un comentario