domingo, 3 de marzo de 2013

"¿QUÉ APRENDISTE HOY?", PREGÚNTELES, "¿QUÉ PREGUNTAS HICISTE HOY?" O "¿QUÉ PREGUNTAS TE QUEDAN POR HACER HOY?"


"¿QUÉ APRENDISTE HOY?", PREGÚNTELES, "¿QUÉ PREGUNTAS HICISTE HOY?" O "¿QUÉ PREGUNTAS TE QUEDAN POR HACER HOY?" 

JESUS JIMENEZ LABAN

Dicen que la innovación está concentrada en una tercera parte en el ADN de cada persona. Pero las dos terceras partes restantes están en contacto con la experiencia y la realidad. La mayor cantidad de ideas salen de donde crecemos y trabajamos. Asi lo escribe Hal Gregersen, autor y profesor de innovación y liderazgo en la escuela de negocios Insead

Más importante preguntar qué inquietud, pregunta, cuestión queda pendiente que averiguar qué es lo que alguien aprendió la última semana. Por eso, me pregunto qué podemos hacer con la quinua, ese grano andino con tan maravillosas propiedades. 

Dicen los estudios que los guerreros en el Incanato comía mucha quinua para resistir las largas travesías y que el Inca tenia una dieta balanceada en base a quinua y kiwicha. Era el alimento para trabajar sin fatiga.

Claro, no existían medidores científicos en esa época, pero los médicos o los agricultores del Inca seguramente sabían por experiencia propia que la quinua tiene propiedades como las que se conocen ahora. Muy pocos saben que reduce la hipertensión arterial, es antídoto contra la diabetes, que contribuye al adelgazamiento en un cuerpo que quiere estar siempre en forma y que eleva la nutrición de los niños. 

Tantas propiedades tiene este grano que hasta la NASA contempla la quinua en la dieta para los astronautas para los viajes largos del futuro. 

Me complace saber que hay empresas privadas en Perú que tienen plantas y laboratorios que controlan todo el proceso –acopio, procesos y puesta en buque- para su internacionalización. Pero el futuro está en la industralización de este grano. En el valor agregado que no será posible sin transferencia tecnológica, know how y capital de trabajo.

Alemania se ha llevado de Perú grandes cantidades, lo mismo que Japón. Estados Unidos, tiene todo un comité de investigación y desarrollo para la internacionalización del grano. 

Bolivia ocupa el primer lugar de producción de quinua seguida por centímetros por Perú. Ambos representan casi el 97 por ciento de la producción mundial, pero si no nos apuramos los países grandes pueden ser los grandes comercializadores de nuestro producto autóctono. 

Plausible resulta que el Año Internacional de la Quinua cada vez más gente conozca el producto en el mundo, lo compre (se calcula el 19 por ciento el aumento de la oferta) y que baje de precio para que esté al alcance de todos. Hay alentar los esfuerzos público privados para impulsar este noble propósito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario