viernes, 24 de mayo de 2013

OPINION: ¿LOS VIEJOS FANTASMAS DE VUELTA?


OPINION:  ¿LOS VIEJOS FANTASMAS DE VUELTA?

JESUS JIMENEZ es presidente de CENTRUM LABAN, la nueva frontera en las inversiones, negocios e información

Que el servicio de inteligencia está haciendo un reglaje contra periodistas y políticos, es una afirmación, ciertamente, grave. No hay pruebas, pero quienes defienden esta hipótesis recuerdan que en la administración Fujimori-Montesinos tampoco había pruebas, 

Y todo el mundo habla "soto voce" de esta posibilidad. Si no fuera cierta esta afirmación, sería como si hubiera alguien interesado en distraer a todos en otros temas.

Me inclinaría por una conducta neutral y ponderada. La campanada de que los viejos fantasmas retornan ha agitado el gallinero en la política nacional cuando hay escandaletes vergonzosos en medio de compras inmobiliarias que siguen en investigación y que la gente no va a olvidar fácilmente. 

De manera que quien pretenda un "borrón y cuenta nueva" a estos casos, está equivocado. Es demasiado el escándalo y muy fuerte la indignación popular tanto para uno como para el otro. Esto no se tapa ni con extensa cobertura mediática a favor o en contra. Es un asunto que tiene que ver con la limpieza y la decencia de la democracia, los valores, los principios y la ética de los políticos.

Al margen de su veracidad o no, poner en los titulares que prácticas fujimontesinistas están de vuelta al país, distraen al elector y hacen que los más inocentes se olviden de los viejos escándalos para abrir paso a los nuevos, acaso fabricados o etiquetados. Si esto fuera así, sería un crimen, un vericidio, la muerte de la verdad.

Esto no le hace bien a la democracia. Más aún cuando hay señales de enfriamiento, pero esto no parece ser definitivo porque al resbalón de marzo hay de nuevo cifras económicas alentadoras. 

En cualquier estrategia de comunicación de crisis y de riesgos, lo importante es no dejar que el rumor se expanda. Este es peligrosísimo si los afectados por las acusaciones pierden el control por no reaccionar a tiempo. Entiendo que este ha sido el rápido reflejo del presidente del Consejo de Ministros, Juan Jiménez. 

Los estrategas modernos en comunicación siempre recomiendan "decirlo todo", no ocultar nada porque la verdad siempre aparece. El hongo de la corrupción vive en la oscuridad pero la luz siempre aparece. 

Hay temas que imponen que el país esté cohesionado, unido y no polarizado. En la agenda inmediata se encuentra el diferendo marítimo con Chile con un fallo de la Corte Internacional de La Haya entre Junio y Julio, casi coincidente con el Mensaje de Fiestas Patrias. Eso requiere administración inteligente y serena de la situación. Muchos especulan acerca del mensaje del presidente el Fiestas Patrias y otros aguardan los cambios en el gabinete y le han puesto el ojo al titular del ministerio de economía, el rector de las inversiones en el Perú

Pero antes, según adelantan algunos congresistas conservadores, se podría sentir el efecto de una reducción del canon minero, asunto que debe tratarse con cuidado porque se derivaría de los menores ingresos que tenga los países por las crisis internacionales de los minerales. Y si a eso se suma, un ruido político por las consideraciones arriba señaladas, no creo que haya país que aguante. 

La clase política y empresarial pide el retorno de confianza. Señales claras para las inversiones y seguridades en las reglas de juego. Pero ¿se está contribuyendo a crear un clima favorable para estas inversiones con tanto ruido político encima?

Sinceramente, no sé qué pensar. Puede que los críticos tengan razón. Puede que no. Si estuviera equivocado, lamentaría muchísimo haber perdido el tiempo con estas reflexiones. Pero si estoy en lo cierto, este es el peor momento para crear tensiones en el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario