domingo, 6 de enero de 2013

SALIENDO DE UN ABISMO Y ACERCANDOSE A OTRO


SALIENDO DE UN ABISMO Y ACERCANDOSE A OTRO

La aprobación de la legislación que evita el abismo fiscal es una decisión histórica del Congreso de Estados Unidos.

Salir de un punto muerto ha significado un respiro de alivio para millones de estadounidenses. Y es que bloquea subidas de impuestos y "patea" para el futuro recortes de gastos.

En la práctica, se ha evitado un abismo, pero el Congreso estadounidense se dirige hacia otro. Y esto debido los US$ 110.000 millones retrasados como gasto. Viene además un debate en el Congreso de aumentar el techo de endeudamiento y esto se prevé acalorado.

Volviendo al presente. Estamos hablando de impuestos que subirán para los que más ganan como no se veía desde hace 20 años. Es decir, para la mayoría de estadounidenses el aumento de impuestos no se sentirá. 

Llevarán la peor parte los que tengan más de US$ 400.000 en ingresos anuales o en pareja lleguen a US$ 450.000. Ellos son quienes veran sus impuestos aumentar de 35% en e 2012 a 39.6% en el 2013. 

Aprobar esta legislación no ha sido fácil. Desató la ira de la ciudadanía, la oposición republicana fue sólida. La decisión salio con la mayora de demócratas.

La Cámara de Representantes la aprobó con 257 votos a favor y 167 en contra. Antes, el Senado habia alcanzado una mayoría muy fuete en ambos partidos de 89 a 8.

El texto, que ha pasado a manos del presidente Barack Obama para su ratificación, conempla la mayor parte de impuestos temporales en el gobierno de Bush y a la vez cumple la promesa de Obama de no aumentar los impuestos a la clase media, según varias opiniones.

Fuentes de Wall Street señalan que la legislación pospone el gasto y deja de lado la reducción del deficit de unos US$ 4 billones. 

Wall Street Journal recuerda, segun estimaciones, la legislación recien aprobada recortará el déficit en unos US$600.000 millones durante 10 años.

En medio de la ira de la ciudadanía, habrá más debates en el Congreso, negociaciones dificiles que empiezan a ser asimiladas por líderes empresariales, sobre todo en temas presupuestarios.

Pero la percepción es que el alivio de ahora puede ser el inicio de un nuevo abismo mañana. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario